El caso Novak Djokovic, que tuvo expectante al mundo del deporte durante varios días, se acerca a una resolución final. Este lunes el tenista ganó la primera batalla judicial en Australia tras conseguir un fallo favorable en el que logró que no le cancelaran la visa para ingresar al país.

El serbio llevaba cinco días aislado en un hotel de refugiados a la espera del resultado de su apelación. La Corte Federal de Australia entendía que el número uno del tenis mundial no había cumplido con la reglamentación de ingreso a uno de los países más estrictos en cuánto a los controles para frenar el avance coronavirus. Su rechazo hacia la vacunación generó un revuelo en todos los fanáticos y, aunque Novak recibió mucho apoyo, también sufrió una catara de críticas.

La decisión final del juez Anthony Kelly determinó un triunfo relevante para Djokovic y ahora el tenista ya se encuentra entrenando en Melbourne con su exención médica. El tenista reapareció en las redes sociales y envió un mensaje que refleja su intención inquebrantable por jugar el primer Grand Slam del año.

Tweet de Novak Djokovic

"Estoy complacido y agradecido de que el juez revocara la cancelación de mi visa. A pesar de todo lo que ha pasado, me quiero quedar y tratar de competir @AustralianOpen. Sigo concentrado en eso. Volé aquí para jugar en uno de los eventos más importantes que tenemos frente a los increíbles fanáticos", escribió en Twitter. Luego, agregó otro tweet: "Por ahora no puedo decir más, pero GRACIAS a todos por estar conmigo en todo esto y animarme a mantenerme fuerte".

Djokovic irá en busca de superar el increíble récord de títulos de Grand Slam. Hoy tiene 20 y comparte la marca con Roger Federer y Rafael Nadal, pero de triunfar en Australia quedaría solo en el primer puesto. 

Sin embargo, todavía puede sufrir una derrota de último momento contra Christopher Tran, el representante legal de la cartera de Interior avisó que el Ministerio de Migraciones mantiene las facultades para deportar al tenista. Nole sabe que todavía corre con este escandalo y por eso también fue cauteloso en sus redes sociales.

La justicia ordenó la liberación de Djokovic y el tenista podría jugar el Australian Open