Los principales actores que invirtieron en el multimillonario negocio del deporte ya están calculando sus pérdidas tras la suspensión de los eventos deportivos en todo el mundo debido a la pandemia del virus. 

Los últimos en posponer los partidos fueron la Uefa, la ligue francesa y la Premier ligue Francesa, que lo hicieron el viernes pasado. Respecto a la Fórmula Uno, se retrasó su inicia, yo se suspendió el Gran Premio de Australia la Semana pasada. También se pospusieron los partidos de la NBA y La Liga Nacional de Hockey. 

 

 

Tanto el Rugby, como el golf y el Tenis, fueron cancelados o suspendidos. Esto dejó huecos en horarios de transmisión a su vez que los clubes tienen miedo de que no les cierre la caja y se complique el pago de salarios a los jugadores, ni hablar de los contraros comerciales. 

Para darse una idea de las cifras, Disney calcula sus pérdidas en 481 millones puestos en ventas de publicidad de la NBA. Mientras que Turner calcula pérdidas por 210 millones. Algunos aseguran que la crisis generada por el Coronavirus, acelera la muerte de la televisión tradicional. Habría que esperar para determinar si esto es tan así.