El presidente de la Nación, Alberto Fernández, encabezó junto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, el acto de lanzamiento de la línea argentina de producción de motocicletas de Royal Enfield, en la planta de rodados del grupo SIMPA, ubicada en la localidad bonaerense de Campana.

El jefe de Estado señaló que Argentina está " En el medio de la pandemia, estamos peleándola día a día, y necesitamos de todo, de empresarios y trabajadores que se animen a producir sabiendo el contexto en el que trabajan, con cuidados para que los contagios no aumenten", tras la rápida propagación del Coronavirus Covid-19.

El Presidente participó en Campana del acto de lanzamiento de la producción local de motocicletas Royal Enfield.
El Presidente participó en Campana del acto de lanzamiento de la producción local de motocicletas Royal Enfield.

 

Fernández hizo hincapié en que " la vida cotidiana exige volver al contacto con el otro para poder trabajar y producir", pero pidió que esos contactos "tengan que ver básicamente con la actividad industrial" y que "más adelante vendrá el tiempo de contactos para divertirnos, relajarnos y pasarla bien".

"Dejemos el encuentro y el esparcimiento social para otro tiempo, porque no es este el momento" concluyó el mandatario luego de pedir a la población que extreme los cuidados para poder evitar los contagios.

También destacó la importancia de las industrias en el contexto que el país atraviesa ahora: "estamos muy lejos de haber superado el problema de la pandemia. Es muy bueno que existan protocolos en una fábrica porque los argentinos necesitan el sueldo y el trabajo y la Argentina necesita producir".

Por último, Fernández se mostró esperanzado: "Hemos superado un escollo con el acuerdo con los acreedores, pero nos queda mucho por hacer para reconstruir el país"