El presidente Alberto Fernández repudió la colocación de bolsas mortuorias frente a la Casa Rosada en la violenta movilización opositora del #27F y pidió "no callar ante semejante acto de barbarie"

"La forma de manifestarse en democracia no puede ser exhibir frente a la Casa Rosada bolsas mortuorias con nombres de dirigentes políticos. Esta acción lamentable solo demuestra cómo muchos opositores conciben la República. No callemos ante semejante acto de barbarie", manifestó Fernández desde sus redes sociales. 

Alberto Fernández on Twitter

La lamentable intervención la llevaron a cabo dos agrupaciones pertenecientes al partido del PRO en la movilización opositora del #27F, colocando carteles con la inscripción "estaba esperando la vacuna pero se la aplicó", seguido de los nombres de funcionarios y referentes políticos, sociales y de derechos humanos. 

Las diez bolsas negras correspondían a supuestos "vacunados VIP" en la que remarcaron a "Daniel Scioli, familia Duhalde, los amigos de Alberto, la mujer de Zannini, el hijo de Moyano, los pibes de La Cámpora, Estela De Carlotto, el sobrino de Ginés, los suegros de Massa y Martín Guzmán"

La iniciativa fue llevada adelante por la agrupación Unión Republicana, que se autodefine en las redes sociales como una "corriente interna que defiende la vida, la libertad y la propiedad privada", y también por la organización Jóvenes Republicanos, ambas pertenecientes al partido del PRO.