Un hombre de 48 años arrojó una bomba molotov a la Quinta de Olivos esta mañana y luego fue detenido por efectivos de la Policía Federal.

Según versiones policiales, detallaron que el artefacto incendiario fue lanzado a las 6 am por una persona identificada como José María Álvarez, que se encuentra registrado ante AFIP como chofer de taxis y remises.

"El atacante no pudo provocar daño alguno y la PFA división San Isidro procediendo a la Aprehensión del masculino, con la injerencia del Juzgado Federal nro. 2 de San Isidro", específica la comunicación oficial.

El incidente se registró a la altura de Malaver 1.350, sobre uno de los paredones laterales de la Residencia Presidencial de Olivos

De esta manera, la investigación cayó en manos del Juzgado Federal número 2 de San Isidro, cuya titular es Sandra Arroyo Salgado.

Tras conocerse el hecho, fuentes de Casa Rosada minimizaron la situación y señalaron a Noticias Argentinas que "sólo fue una botella contra un paredón".