TEMAS DE HOY:

|

Lula recupera terreno en las redes sociales

La campaña presidencial en Brasil entra en la recta final con favoritismo de Lula y  un dato insoslayable: el peso de las plataformas digitales y con el Partido de los Trabajadores y sus aliados con mayor actividad en el mundo digital.

Lunes, 19 de septiembre de 2022 a las 16 35,

Por Esteban Concia

Lunes, 19 de septiembre de 2022 a las 16 35,

Dice El País que al “bolsonarismo se le nota comodísimo en Internet. Es su hábitat”. La inesperada victoria electoral del ultraderechista —un diputado mediocre nostálgico de la dictadura con un discurso antipolítica— hace cuatro años germinó allí. Desde que puso la vista en la Presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro es un candidato digital, mientras que Lula fue hasta hace nada más bien analógico. Pero además sostiene que “evidente: Bolsonaro suma 43 millones de seguidores en Internet, el triple de los que tiene Lula". Son más, y mucho más activos. A veces da la sensación de que la campaña en redes una guerra en la que un bando ha adoptado la táctica de guerrilla urbana mientras el otro se mueve como un ejército clásico

Sin embargo, el espacio de Lula ha reaccionado y construyo una gestión de las redes con mayor empuje, inversión y sobre todo respetando lo que cada plataforma pide en términos de contenidos propicios. Lo digital ha dejado de ser algo extraño en el movimiento del Partido de los Trabajadores y los movimientos ciudadanos cercanos. Las autoridades electorales se han aliado con las empresas tecnológicas en el arduo empeño de que la contienda digital se someta a las reglas más básicas. Incluso le han pedido a WhatsApp que retrase el lanzamiento del formato Comunidades (que permitirá armar 10 grupos en una misma función) para luego de las elecciones temiendo que se un canal privilegiado y potente para el desarrollo de noticias falsas.

Lula y su equipo crecen en Redes Sociales

La campaña de Brasil marca que el presupuesto económico y humano en redes hoy ocupa el segundo o tercer lugar en la infraestructura general de un candidato Bolsonaro tiene uno de sus ejes en Telegram como un canal oficial pero sobre todo por donde se organizan los simpatizantes y activistas de su sector. Aunque el canal oficial está bastante limitado a lo que es gestión hay canales varios (incluidos los de sus hijos) que agrupan a los simpatizantes y desde donde se arman las campañas de contenidos sobre todo aquellas ligadas a noticias falsas, rumores u “operetas”.

Uno de los ejes es una bola de imágenes, “noticias”, o rumores esparcidos en torno a que Lula “cerraría” las iglesias. Entre los que contribuyen a agitar el miedo sobre él y las iglesias están el primogénito del presidente, el senador Flávio Bolsonaro y otros destacados aliados de su padre. Los desmentidos de Lula no han logrado desacreditar la mentira. Similar estrategia usada contra el anterior candidato del PT Fernando Haddad hace 4 años. Como Haddad había avanzado en la educación sexual en las escuelas en su período como titular educativo nacional la bola de rumores estaba orientada hacia una supuesta tentación de “lavado de cerebros” de estudiantes y un permisivismo total. Pero no se quedaron ahí sino que los últimos días de campaña en 2018 fueron de una operación tendiente a marcar como “abusador de menores” al mismo Haddad.

Es decir, no hay límites a la hora de la operación. El diario Folha de San Pablo informaba hace unos días de que “Lula ha roto la hegemonía de Bolsonaro en YouTube y TikTok”. Ahora, supera a su rival en anuncios en Google e invierte 1,3 millones de reales solo en YouTube. Eso son 250.000 dólares. Pero además con una foto de perfil inicial llamativa (Lula con anteojos) realizó un trabajo sobre el formato más fuerte en esta época: el video corto vertical en TikTok y Reels. Un video en TikTok, que luego migró a otras redes, le muestra recordando con ojos vidriosos su dura infancia: “Yo viví en un cuarto con cocina y 13 personas. Así que, tengo conciencia de lo que este pueblo está pasando”.

Historias de vida, frescura, emociones, autenticidad, expresividad un combo de video en Lula que le ha dado resultados. Además en el plano de la imagen esa campaña de video tiene su paralelo con el gran Ricardo Stucker de rostros, escasa pose, personas (y no sólo el candidato) en primer plano. La batalla incluye webs antagónicas inspiradas en Netflix. Bolsoflix promete “los mejores vídeos antiBolsonaro para disparar en las redes” mientras Lulaflix, creada por la campaña del mandatario, según Folha de S. Paulo, se presenta como el lugar para “conocer la verdad sobre el expresidiario”.