Se confirmaron las condenas contra Pedro Müller y Héctor Francisco Sibilla, dos gerentes de la empresa Ford que colaboraron con los represores que se instalaron en la fábrica de la multinacional en General Pacheco. Allí se montó un centro clandestino de detención, lugar que usaron para torturar trabajadores durante la última dictadura cívico-militar de Argentina en 1976.

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, declaró a Página/12: "Es un fallo histórico" en materia de lesa humanidad, ya que expone la complicidad empresaria con los autores del golpe de Estado. En esa misma resolución, la Cámara de Casación Penal confirmó la condena por estos hechos del represor Santiago Omar Riveros.

"Me hubiese gustado que Pedro Troiani lo hubiese podido vivir”, exclamó Pietragalla, haciendo referencia a uno de los extrabajadores de la Ford que llevaron adelante por décadas la demanda de justicia. 

Condenaron a dos directivos de Ford por colaborar en la dictadura: "Es un fallo histórico"

Desde la Secretaría estamos impulsando un acuerdo de cumplimiento del informe dictado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso Troiani y ésta es una buena ocasión para que la empresa Ford de hoy, dé un paso y empiece de forma institucional a contribuir con el proceso de memoria, verdad y justicia que protagoniza nuestro país", reclamó.

De esta manera, los jueces Alejandro Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci ratificaron la condena que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de San Martín dictó en diciembre de 2018 cuando condenó a Müller, Sibilla y Riveros a 10, 12 y 15 años de prisión, respectivamente.