Cientos de manifestantes se congregaron en la casa provincial de Formosa para repudiar las medidas restrictivas del gobierno contra el regreso a fase 1 de circulación por el aumento de casos de coronavirus que se registraron durante los últimos días. 

La Policía de Formosa reprimió este viernes a las personas que se congregaron para protestar ante la imposición de nuevas normas en el marco de la pandemia del coronavirus.

La protesta que se desarrollaba sin mayores inconvenientes, se desvirtuó cuando un grupo de ellos intentó saltar el vallado de seguridad dispuesto por las autoridades locales. La respuesta de la Policía fue el lanzamiento de gases lacrimógenos y disparos de balas de goma.

La vuelta a la fase 1 del aislamiento, social, preventivo y obligatorio en la capital formoseña, que comenzó a regir ayer y se extenderá hasta el 18 de marzo próximo, se produjo porque detectaron 17 casos positivos "de manera dispersa en numerosos barrios de la Ciudad", según informaron las autoridades.

Según un miembro que participó en la organización, se quejó contra el gobierno por retroceder a la primera fase del ASPO y consideró a la medida como "un exceso", en comparación con la baja cantidad de infectados en los últimos días.