El presidente Alberto Fernández anunciaría la implementación de un confinamiento estricto por un período de nueve días en el Área Metropolitana de Buenos Aires, luego de que en el día miércoles se notificaran un nuevo récord de 39.652 contagios de coronavirus. 

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, coincidieron en la necesidad de acompañar las nuevas restricciones por estar "en el peor momento de la pandemia", tal como indicaron las autoridades y funcionarios en las reuniones que fueron teniendo durante estos últimos días. 

Las últimas especulaciones hablaban de un posible confinamiento que se aplicara para el fin de semana en la Provincia y en la Ciudad de Buenos Aires, pero los últimos reportes diarios alarmaron a las autoridades y al parecer, se buscaría extender la cantidad de días hasta el 31 de mayo a las 6.00.

Según Minuto Uno, el mandatario mantuvo una reunión esta mañana con 11 gobernadores, entre los que estuvo incluido Larreta, y todos ellos coincidieron en la necesidad de reducir la circulación para bajar la propagación del virus. 

De esta manera, las únicas personas que podrían circular desde el sábado 22 de mayo hasta el lunes 31 de mayo son los trabajadores esenciales.

En tanto, aún no está claro si funcionarán los comercios, los bares y los restaurants durante el día y si continuarán con la modalidad take away en las noches. Todo quedará más claro cuando este jueves el mandatario brinde su discurso.