El presidente Alberto Fernández participó a través de videoconferencia de la 76º Asamblea General de la ONU, que se realiza de forma anual. El mandatario envió un mensaje directo a los países líderes, acerca del papel de Fondo Monetario Internacional durante los años del macrismo. 

En lo que calificó de "deudicidio", Fernández sostuvo que "Argentina ha sido sometida a un endeudamiento tóxico e irresponsable con el FMI". 

"Gran parte de esos recursos han sido fugados del país por una apertura irresponsable de la cuenta de capital", dijo, y afirmó que "resulta clave rescatar los principios de sostenibilidad de la deuda que se han debatido y acordado en la ONU en aquella resolución 69/319 de 2015" 

"No hay ninguna racionalidad técnica, ni lógica ética, ni sensibilidad política que pueda justificar semejante aberración", afirmó. 

En este sentido aseguró que el Gobierno argentino "apoya la idea de impulsar un acuerdo multilateral inclusivo, capaz de abordar de manera acabada las cuestiones referidas a la restructuración de las deudas soberanas".

Por otra parte el presidente Fernández, insistió en el reclamo argentino de "sus derechos de soberanía legítimos e imprescriptibles, sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que integran parte del territorio nacional argentino, ocupados ilegalmente por el Reino Unido desde hace más de 188 años".

Además remarcó que "no existe ninguna razón salvo la intención del Reino Unido de mantener la manifiesta e ilegítima situación colonial para que no se retome el diálogo bilateral ya mismo por la cuestión Malvinas" y recordó que el pedido de la resolución 2065 de la ONU de 1965 "se han mantenido vigente y renovado múltiples ocasiones"