El ministro de gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, habló en conferencia de prensa sobre el envió de material bélico por parte de Mauricio Macri al país vecino para contribuir con el golpe de Estado en contra de Evo Morales y sus declaraciones complican aún más al expresidente.

"El tráfico de armas está penado en Bolivia con 30 años de prisión. Quiero hacer hincapié en el tema de Argentina", comenzó. "En bodegas de la policía boliviana se encontró material. Una parte fue enviado legalmente y otra parte se hizo de manera ilegal y lo estamos investigando", indicó al mismo tiempo que mostró parte del armamento hallado en bodegas.

El funcionario precisó la cantidad del material bélico que se encontró: 26.900 balas antitumulto 12/70 en un depósito de la Policía de Bolivia. Esa cifra es parte de las 70.000 balas de goma que la Gendarmería Nacional pidió sacar del país en noviembre de 2019 con la excusa de defender la embajada argentina en Bolivia.

El armamento enviado por el gobierno de Macri
El armamento enviado por el gobierno de Macri

Lo que es aún más grave es que algunas de estas balas estaban escondidas en bolsas que tenían el rotulo de "guantes", mientras que otras estaban en cajas con el sello de la Gendarmería argentina dentro del depósito policial donde se hallaron.

Sobre la munición, del Castillo concluyó: "Gran parte también fue enviada a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y hay un faltante que aún se encuentra en investigación y debemos determinar si fue utilizado en las masacres de Sacaba y Senkata".

Tweet de data diario