El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, abandonó una entrevista en su visita a la provincia de La Pampa luego de que lo consultaran por la muerte del director de la Fundación Favaloro, René Favaloro, quien escribió una carta antes de suicidarse donde denunció que el PAMI, cuyo titular era Larreta, le pidió coimas a cambio de dar los pagos que adeudaba. 

El fragmento del diálogo de Larreta y el abrupto corte de la entrevista que fue realizada por El Diario de La Pampa:

La predisposición y el buen ánimo de Horacio Rodríguez Larreta durante la entrevista con El Diario se diluyó con la última pregunta.

Fue cuando se le intentó consultar sobre su relación con las supuestas coimas en el PAMI y la muerte del reconocido médico René Favaloro.

– La historia lo ubica en un episodio con alguien muy conocido en la provincia, como es el médico Favaloro, que terminó…

– No, no… disculpame. No tengo absolutamente nada que ver con eso, y no estoy para esa pregunta.

– Más allá de…

– No tengo absolutamente nada que ver con eso. Eso es todo lo que tengo para decir.

La pregunta que no pudo terminar el cronista era la siguiente: "La historia lo ubica en un episodio muy grave en torno a la figura del médico Favaloro. ¿Tiene una explicación para eso que pasó?".

Rodríguez Larreta eligió no dar una explicación al respecto. Y hasta frunció el ceño. Ante la posibilidad de continuar con las repreguntas, el tiempo transcurrido y la intervención de su jefa de prensa hicieron lo suyo para ponerle punto final a la entrevista.

ESCÁNDALO TOTAL: a Larreta le preguntaron por la muerte de Favaloro y abandonó la entrevista

Un final trágico

Antes de quitarse la vida, René Favaloro dejó una carta pública en la que mencionaba supuestas coimas por parte de Larreta, quien era interventor del PAMI desde 1999: "El PAMI tiene una vieja deuda con nosotros -creo desde el año '94 o '95- de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían", mencionaba el escrito del médico sobre la Fundación Favaloro.

Y continuaba: "Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema deberíamos tener cien camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda. La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir 'no hay camas disponibles'. Nuestro juramento médico lo impide", relató en aquella última carta.

Horacio Rodríguez Larreta había sido designado interventor del PAMI por el entonces presidente Fernando De La Rúa. Tras su llegada, se buscó ajustar 360 millones de pesos/dólares en la obra social de jubilados y pensionados, dentro de los cuales estaban los casi 2 millones que se le debían a la Fundación Favaloro.

"Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar", había sostenido Favaloro en su carta.

Si bien desde la Fundación Favaloro se reclamó el pago de 195 facturas, el PAMI desconoció la deuda.

"En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta […] En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara", anunció Favaloro.

En julio de 2000 se comprobó la existencia de las facturas, pero el PAMI pidió una auditoría interna. Tras la muerte de Favaloro, Larreta y otros funcionarios de PAMI fueron acusados de "defraudación" e "incumplimiento de los deberes de funcionario público".