Los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide solicitaron los procesamientos de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por haber espiado el domicilio de la vicepresidenta Cristina Kirchner y el Instituto Patria en 2018.

El juez fiscal Juan Pablo Auge recibió el escrito y en las próximas horas dará su veredicto contra los ex jefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) macrista por supuesto espionaje ilegal a dirigentes políticos, sindicales y periodistas, tantos afines al kirchnerismo como también a funcionarios del propio gobierno de Cambiemos.

Los fiscales también reclamaron que sea procesado el agente y ex director operacional de Contrainteligencia, Martín Coste, en el marco del expediente por el cual ya se encuentra procesado el ex espía Alan Ruiz, quien figura como uno de los coordinadores de los operativos ilegales.

Para los investigadores, los acusados violaron la ley de inteligencia al ordenar y realizar tareas de espionaje ilegal, pero además cometieron el delito de falsedad ideológica cuando intentaron ocultar las maniobras a través de la producción de documentos falsos, con el objetivo de darle apariencia de legalidad a su accionar.

Las tareas de espionaje ilegal “consistían en llevar a cabo vigilancias, observaciones, obtener información, producir inteligencia, almacenar datos y generar informes sobre distintas personas, por el solo hecho de su pertenencia político partidaria, social, sindical y/o cultural”, según surge del expediente.

La investigación se inició por la denuncia que presentó la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, quien resaltó que durante la gestión de Cambiemos la Agencia adquirió el Earthwatch, un software de alta teconología basado en fotografías que se toman desde un satélite y que se habría utilizado para fines ilegales.