Un nuevo recorte en los planes sociales provocó una feroz interna en el gabinete de Cambiemos en medio de la etapa definitiva de la campaña electoral de cara al 27 de octubre.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, realizó un feroz ajuste en las becas PROGRESAR y tanto Patricia Bullrich como Miguel Ángel Pichetto celebraron el acuerdo junto a varios funcionarios del gabinete. 

Hasta el propio ministro de Educación, Alejandro Finicchiaro, también cercano al presidente y candidato a intendente en la Matanza, festejó la decisión política del jefe de Estado que atenta contra la formación académica de los jóvenes que tienen menores recursos económicas.

 

 

Sin embargo, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, empezó a operar para que los recortes no llegaran a su cartera y no terminaran de hundir las pocas probabilidades que tiene Juntos por el Cambio de revertir los resultados de las PASO.

Y las últimas declaraciones de Pichetto ratifican que la tregua continuaría en los próximos días. "El Gobierno se equivocó con los planes sociales. Argentina no puede sostener un sistema de seguridad social tan grande", advirtió, pegándole a Stanley.