Las Comisiones Gremiales Internas del Banco Provincia salieron al cruce de la gobernadora María Eugenia Vidal y el presidente del Bapro, Juan Curutchet, tras denunciar que apuran el pase a planta permanente de 20 asesores y “punteros políticos”.

Así lo afirmó el titular de La Bancaria en La Plata, Federico Bach, quien denunció el festival de nombramientos por parte de la gobernadora bonaerense: “La mayoría tienen tres o cuatro años solamente de experiencia”, sentenció, y añadió: "No se permitirá que se avance con esta medida".

Desde el sector, enfatizaron que la veintena de asesores reciben suculentos sueldos de hasta $180 mil, mientras no se cumple con el ingreso de hijos de fallecidos en actividad, o con el cupo para hijo de trabajadores con alguna discapacidad.

Desde la seccional Buenos Aires, Santiago Etchmendi, garantizó que “desde que vino esta gestión trajeron casi 200 asesores, algo que nunca había ocurrido. Hombres de la política y desconocidos que vinieron hacer sus negocios y se llevan más de 10 millones mensuales”, sentenció.

“Muchos de estos son ñoquis y no vienen a trabajar, como Javier Fernández que es secretario de finanzas de la juventud de Pro y es primer candidato a concejal por el partido de San Martin. Un cuadro político que nunca vino a laburar y lo dejan en planta”, ratificó el gremialista.