Territorio (mucho más contacto cara a cara), gestión shock de consumo: estos son los ejes sobre los cuales el Frente de Todos basa su nueva estrategia en el relanzamiento de la campaña electoral para revertir los duros resultados de las PASO 2021.

El diagnóstico oficial de la derrota supone que la merma con respecto al 2019 tiene su origen en la disminución de la participación electoral, por lo que el objetivo será ir buscar a aquellos que, enojados por la pandemia y la crisis económica, no fueron a votar. El ojo estará puesto en el conurbano y las provincias del Norte.

Para esto serán centrales las medidas de alivio económico que el gobierno irá anunciando cada semana, así como las visitas periódicas y de "escucha".

En ese sentido y en paralelo a los actos masivos, el Presidente se mostró en reuniones con vecinos y caminatas en el Conurbano.

Alberto Fernández busca recomponer su imagen pública y mostrar escucha de las demandas que llevaron a la derrota electoral. En las últimas 48 horas, llevo la campaña a Pilar, Ituzaingó y Avellaneda, distritos de la Primera y Tercera sección electoral de donde el oficialismo busca votos para torcer el triunfo de Juntos.

Tweet de Karin Arcuschin 🇦🇷

Manzur, nuevo jefe de campaña

Por otra parte, ante la salida de Santiago Cafiero de la Jefatura de Gabinete, el actual ministro de Relaciones Exteriores ya no será el jefe de la campaña nacional, función en la que lo había designado el Presidente.

Todo indica que Juan Manzur, actual Jefe de Gabinete, ya habría asumido ese rol. Justamente el perfil del mandatario (es ex gobernador de Tucumán y lo señalan como un “gran articulador” de los distintos sectores) cuaja a la perfección con la nueva estrategia de “más territorialidad”.

Tweet de Juan Manzur

El foco central de la campaña

El objetivo será ir a buscar esos votantes, haciendo especial foco en dos zonas: el conurbano bonaerense y el Norte argentino. En el caso de provincias como Formosa y Tucumán, en donde el FdT ganó las elecciones, el gobierno analiza que puede ampliar aún más la diferencia de votos. 

La campaña allí será más descentralizada y el protagonismo lo tendrán los gobernadores. 
En el caso de la Provincia de Buenos Aires, la clave estará en los más de 8 millones de electores que se reparten entre la Primera y Tercera sección electoral. 

Con el objetivo puesto en aplicar allí “la receta peronista: militancia y territorio", el Frente de Todos se recostará en los ex intendentes del Conurbano bonaerense que hoy forman parte del Ejecutivo nacional y provincial.

En este punto, los encargados de "bajar el mensaje" a los electores serán el ex intendente de San Martín y actual ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, junto al ex jefe comunal de Hurlingham y actual titular de la cartera de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

Además, contarán con el apoyo del ex intendente de Lomas de Zamora y actual jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, quien comparte la gestión en el Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires junto al ex jefe comunal de Malvinas Argentinas Leonardo Nardini, recientemente designado como nuevo ministro de Infraestructura y servicios públicos.