La polémica presidente interina de la República de Bolivia, Jeanine Áñez, envió este viernes un contundente mensaje al presidente argentino, Mauricio Macri, quien aún no salió a reconocerla abiertamente como la primera autoridad del país vecino. 

Según informan fuentes diplomáticas, Karen Longaric, designada funcionaria encargada de las relaciones internacionales por Áñez, le dijo a diplomáticos argentinos en La Paz que esperaba que el presidente Macri "fuera más claro" con respecto a la situación de Áñez. 

La escena tuvo lugar este viernes cuando la canciller de la nueva administración se encontró ante todo el cuerpo diplomático extranjero acreditado en La Paz. Frente a ellos, dio su primer discurso e hizo sus primeros anuncios que incluyeron entre otras cosas, obligar a la comitiva cubana a volver a su país de origen. Lo grave es que había más de 950 médicos cubanos asistiendo la situación en la calles que deberán regresar a la isla.