Luciana Gómez es una joven de a penas diez años que al igual que sus compatriotas originarios, marchó a la ciudad de La Paz en contra de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez y del golpe de Estado en Bolivia que forzó al renuncia de Evo Morales y su posterior exilio a México.

La niña realizó una conmovedora defensa en favor de Evo y advirtió que no siente "miedo" en "enfrentar a un policía y a un militar porque esto es una democracia", y agregó: "Daría mi vida por Bolivia y porque vuelva Evo Morales como presidente". 

Luciana aseguró que el presidente derrocado ha sido "el único que ha demostrado amor y compasión con la gente", y cargó contra Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho por fogonear el golpe de Estado y por perseguir y violentar a los pueblos originarios. 

"Los de Mesa (Carlos) y los de Camacho (Luis Fernando) quemaron la wiphala y luego la orinaron. Eso es injusto para nuestro pueblo. Es injusto para nuestros abuelos y para nuestros tatara abuelos. Por eso estamos pidiendo la democracia", aseguró la niña de tan sólo diez años.

Tras la consulta que le realizó el cronista respecto al significado de su patria, Luciana no titubeó y realizó un hermoso análisis respecto a su soberanía: "Bolivia es una cobija que cubre a todos los seres humanos. Bolivia ha sufrido y gracias a Evo tenemos todo lo que hemos logrado. Yo creo que es injusto que esté otra presidenta porque el Evo tiene que seguir estando como presidente".

Respecto a las reiteradas movilizaciones y al levantamiento del pueblo en contra de los que violaron la constitución, la niña aseguró que quienes más sufren son los "niños", porque son los que necesitan las "clases" para ser "profesionales" y también "el futuro de Bolivia". 

Sobre el final de la nota y previo a que el cronista confirmara el toque de queda que decretó el gobierno de Facto, la niña volvió a dejar en claro que el pueblo quiere "la democracia" y realizó una defensa en favor de las mujeres agredidas por los fascistas: "¡Que se respete a las mujeres de chola y de pollera! Porque a ellas las discriminan y les dicen de todo porque no saben respetar a las mujeres indígenas".