A lo largo de las próximas horas, el gobierno de la provincia de Buenos Aires, encabezado por Axel Kicillof, enviará un millón de turnos de inoculación, y se acelera de esta manera el plan de vacunación contra el coronavirus de la provincia más grande del país. 

Durante el viernes se enviaron un total de 400.000 turnos y entre el sábado y el lunes se darán a conocer los restantes. El gobierno nacional distribuyó en los últimos días 2.684.600 vacunas entre las 24 provincias del país. De ese total, llegaron a la provincia de Buenos Aires389.850 dosis del componente 1 de la vacuna Sputnik V y 30.900 dosis del componente 2. 

Según los datos oficiales, hasta el miércoles en la app Vacunate se habían inscripto 7.283.443 bonaerenses y ya se vacunaron casi la mitad. Desde el ministerio de Salud bonaerense, creen que si la llegada de vacunas se sostiene a este ritmo, se podrían vacunar a unas 100 mil o 120 mil personas por día, al límite de la capacidad del operativo desplegado en todo el territorio bonaerense para aplicar dosis diarias. 

Sin embargo, en este marco optimista, autoridades de la provincia muestran preocupación porque estiman que un millón de personas que se encuentra dentro del grupo de riesgo aún no se inscribieron. 

Estiman que ese millón, está compuesto en un 20% por un sector antivacuna duro, y un 80% por sectores marginales de la población, a los que el Estado tiene dificultades para llegar. El gobierno provincial apuesta a la estructura barrial con la que cuentan los intendentes para subsanar esta situación.