En otro giro polémico, el expresidente Mauricio Macri comenzará a dictar clases en Florida y participará en una cátedra económica en carácter de expresidente. “Será un honor unirme en 2022 al Adam Smith Center para interactuar y ser un mentor para futuros líderes en el ámbito de diseño de políticas públicas, con la mirada especialmente puesta en el progreso de América Latina”, anunció Macri. El ex jefe de Estado no se presentará mañana en la causa por espionaje a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan.

Macri pasará gran parte del primer semestre del próximo año en los Estados Unidos, más precisamente en el estado de La Florida. Es que el ex jefe de Estado aceptó una propuesta de “The Adam Smith Center for Economic Freedom” (Florida International University) para participar de una cátedra en su carácter de expresidente.

Carlos Díaz-Rosillo, director del think thank y ex asesor de Donald Trump, fue quien invitó formalmente a través de una carta al líder del PRO: “Su experiencia como presidente de la Argentina y su liderazgo en la implementación de políticas de libre mercado ofrecen la combinación perfecta del tipo de líder que buscamos que participen en esta beca”.

El propio Macri se refirió a la convocatoria en sus redes sociales: “Será un honor unirme en 2022 al Adam Smith Center para interactuar y ser un mentor para futuros líderes en el ámbito de diseño de políticas públicas, con la mirada especialmente puesta en el progreso de América Latina”.

El ex mandatario se encuentra actualmente en los Estados Unidos. Recientemente compartió una comida con su ex ministro de Economía, Nicolás Dujovne, cuyas imágenes se viralizaron en redes sociales. Antes había presentado su libro, “Primer Tiempo”.

Allí se enteró el viernes pasado que la Justicia de Dolores lo había citado a declaración indagatoria. Fue a través de una alerta de Infobae que ingresó en su teléfono celular.

Lo acusan de haber espiado a familiares de los tripulantes del ARA San Juan. A Macri lo esperan mañana, jueves 7 de octubre, pero no asistirá. En su entorno dicen que nunca fue notificado de la citación. “Todo el mundo sabe que Macri se mueve entre su domicilio de Acassuso y la quinta familiar Los Abrojos, sin embargo, el juez nunca envió la notificación a estas direcciones”, dicen.

Por lo pronto, Patricia Bullrich, en su rol de presidenta del PRO, envió una carta al juez informando que Macri se encuentra en el exterior y no se presentará. Fuentes judiciales aseguran que no sería descabellado que el magistrado Martín Bava lo declare en rebeldía.

"Operación política"

Macri no parece preocupado por la gravedad del asunto . Dice que es una “operación política” vinculada a los tiempos electorales. De hecho, tiene planeado viajar en los próximos días a Qatar para cumplir con sus funciones como presidente de la Fundación de la FIFA. Volvería a Buenos Aires recién para la recta final de la campaña, en la que tiene previsto comprometerse a pleno. No sólo se mostrará con Diego Santilli (provincia de Buenos Aires) y María Eugenia Vidal (CABA), sino que también recorrerá el interior.

La investigación en Dolores que tiene a Macri como uno de los principales acusados surge como consecuencia de una denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño. Asegura que hubo agentes que recibieron instrucciones para espiar y anticipar cuáles serían los reclamos que iban a plantear los familiares de las víctimas del ARA San Juan. Inicialmente la causa se radicó en la justicia federal de Mar del Plata, pero un dictamen del fiscal de Cámara Juan Manuel Pettiagini dejó el expediente en Dolores.