El diputado nacional, Máximo Kirchner, encabezó este viernes por la noche, un acto del Partido Justicialista en el distrito bonaerense de Lanús, Allí dio una serie de mensajes en el marco de la tensión interna que atraviesa el oficialismo por el rumbo económico. 

"Nuestro pueblo se conduce obedeciendo. Cuando uno quiere conducir también debe saber obedecer. Y el pueblo manda. Para saber conducir hay que haber sido conducido", sostuvo. 

En este sentido, el ex jefe de bloque del FdT, agregó que su máxima preocupación como peronista y como militante, es que "la sociedad no se involucre en su destino y cuando los dirigentes pretenden surfear esa ola más que romperla, porque sino la ola se hace más grande". 

"Los dirigentes que dicen que quieren representar a las mayorías se la tienen que bancar de pecho. 'No podemos por esto o por lo otro', dicen. Basta de esa dirigencia, los argentinos no la queremos", aseguró. 

Luego lanzó un contundente mensaje contra el ministro de Economía, Martín Guzmán, "Escucho en los últimos días que el ministro de Economía dice dos cosas y dice más. Dice que no tiene apoyo político. Tenés el apoyo del FMI y de Kristalina Georgieva, de los movimientos sociales, del Presidente y de Clarín. ¿Qué más querés?". 

Por último aseguró: "Descubrí que hay una nueva causa de inflación: el debate político. ¿En serio creen que es por eso y no porque no ponemos el ojo donde tenemos que ponerlo? ¿En los formadores de precios? Nadie pide saltos bruscos ni locura. Lo decimos desde la responsabilidad".