Esta mañana, el diario Clarín publicó una carta del ex presidente Mauricio Macri, en donde salió a defender a Soledad Acuña luego de sus lamentables declaraciones sobre los docentes y cuestionó fuertemente el cierre de las aulas y la no vuelta de las clases presenciales, como medida preventiva frente al coronavirus.

El título de la carta "¿Qué señal misteriosa espera para abrir las escuelas este gobierno de clausuras?”, fue lo que despertó la polémica. El tono de chicana, y la poca preocupación del ex mandatario por los niveles de contagio que aún muestra nuestro país, lo dejaron expuesto a todas las críticas.

Clarín on Twitter

 

Quien se encargó de contestarle a Macri, fue el ministro de Educación de la nación, Nicolás Trotta, quien al ser consultado sobre la carta, dijo “Celebro que ahora a Macri le interese la Educación porque durante 4 años se dedicó a desfinanciarla.”

Y luego agregó: "La agenda de un gobierno se analiza a partir de los consensos y procesos de inversión prioritaria y la educación estuvo ausente en la gestión de Macri. Sino preguntémosle por qué discontinuó el Conectar Igualdad, por qué desfinanció la educación en general y la técnico profesional, que permite el desarrollo productivo de un país, qué lo llevó a dejar de entregar manuales y libros y a incumplir sistemáticamente la Ley de Educación nacional, una ley programática basada en el consenso de todo el arco político y social”

Asimismo, aseguró que el Gobierno está trabajando para la vuelta a clases presenciales en todo el país y sostuvo que "la mitad de las provincias tienen clases presenciales, principalmente los últimos grados del primario y secundario"