Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, actualmente prófugo de la Justicia argentina. se presentó ante la Comisión de Refugiados (CORE) y confesó por escrito cuál fue su verdadero rol durante la administración de Cambiemos, su intervención en causas, su incidencia para nombras a jueces de la Corte Suprema y cómo llevó adelante acciones que no estaban relacionadas con sus cargos formales.

De este modo, Pepín reconoció ser operador judicial, y de esta manera ahora sería un “perseguido” que no puede regresar a la Argentina por temor a perder su seguridad y libertad.

Sin embargo, la estrategia de Rodríguez Simón tiene un doble fin. Por un lado, intentar conmover a la Comisión de Refugiados que depende de la ONU. Por el otro, y mucho más importante, obturar el juicio de extradición solicitado por la jueza federal María Servini ante la rebeldía del abogado a presentarse a indagatoria que tramita ante el Juzgado Letrado en lo Penal Especializado en Crimen Organizado de 1° Turno con intervención de la fiscalía de Delitos Económicos y Complejos.

Pepín Rodríguez Simón reveló cuál fue su verdadero rol durante el gobierno de Macri

Tras el requisito de que su escrito sea secreto Pepín admitió los cuestionamientos de los que fue objeto por ser el vínculo entre jueces y el gobierno de Mauricio Macri, en una actuación sin marco legal que lo coloca en la categoría de “operador”.

Padezco una creciente persecución por mis opiniones, actuación y afiliación política que me hace temer por mi libertad y seguridad", aseguró el exoperador en el documento presentado ante la CORE.

Tweet de data diario