El juez federal Rodolfo Canicoba Corral sobreseyó al por entonces viceministro de Economía, Axel Kicillof, en una causa que armó y denunció el Grupo Clarín en el año 2013, tras no hacer lugar en su fallo a la acusación del medio por supuestos delitos cometidos durante una asamblea realizada en la empresa. 

El hecho por el que el Grupo Clarín denunció al actual gobernador bonaerense ocurrió en una reunión llevada a cabo el 25 de abril de 2013 durante una asamblea general anual ordinaria de accionistas de esa empresa, de la que en representación del Estado también participaron el titular de la Sindicatura General de la Nación, Daniel Reposo, y el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

En aquella oportunidad el directorio de Clarín denunció a los funcionarios por entender que tenían una "actitud patoteril" y "groseras actitudes" para con las autoridades y accionistas de la empresa.

El fallo de Canicoba Corral indicó que “el análisis típico que describe la querella con el objeto de que se convoque a prestar declaración indagatoria a los imputados resulta desacertado, toda vez que los representantes del Estado aquí juzgados, lejos de cometer un ilícito, defendieron la participación Estatal en la empresa, participando activamente -en mayor o menor medida- de la Asamblea y deliberando acerca de los intereses de las partes, opinando acerca de los puntos tratados durante el acto".

Asimismo, el magistrado resaltó que “de ningún modo las formas vehementes o momentos álgidos que se dieron allí merecen una sanción penal; el intercambio de opiniones de Kicillof sobre análisis económicos y que derivó -a entender de un número de accionistas- en un prolongado discurso, mal puede reprochársele cuando de proteger los intereses de una empresa se trata".