El dirigente radical Ricardo Alfonsín opinó por el cruce entre el presidente electo Alberto Fernández y el periodista de La Nación Hugo Alconada Mon, por una nota en que acusaba al próximo mandatario de “tráfico de influencias” en la causa de “facturas truchas” para “beneficiar” al empresario Lázaro Báez.

"En la Argentina qué vamos a construir entre todos y todas se van a acabar los 'operadores judiciales', los 'operadores mediáticos' y los jueces y fiscales que 'operan' para poderes mediáticos, corporativos o políticos sin impartir justicia como deben. Sabelo", había mencionado el exjefe de Gabinete en su cuenta de Twitter, comentario que fue utilizado por los medios de comunicación para atacarlo sistemáticamente.

Alberto Fernández on Twitter

No obstante, en un diálogo que mantuvo Ricardo Alfonsín con el periodista Luis Novaresio, el dirigente de la UCR respaldó al presidente electo y utilizó una divertida anécdota de su padre para decorar el caso.

"Mi padre era un gallego calentón. En la tapa de una revista (no vale la pena decir cuál) escribieron algo horrible sobre la transparencia. Él se fue a la editorial de la revista y se fue con el bastón y empezó a pegarle a la puerta porque no le querían abrir. Esas cosas son muy feas. La libertad de prensa es sagrada, pero tiene que hacerse cargo cuando la ejercerla mal", advirtió Alfonsín.

Además, ratificó que se vivieron "ataques mucho más graves en democracia contra la libertad de expresión", y remarcó que él será uno de los primeros a la hora de señalar "actitudes" que violenten la libertad de expresión.

"Si llegara a haber actitudes en el futuro gobierno que nos hicieran presumir que se pueden repetir algunas experiencias que se registraron antes del 2015 y que nos preocupaban desde el punto de vista de libertad de expresión, voy a estar ahí para señalarlo", advirtió.