El chofer particular del intendente de Tandil, Roberto Pérez, fue beneficiario de la inoculación de las dos dosis de la Sputnik V contra el coronavirus y se suma al listado público que se dio a conocer la última semana por el escándalo de las "vacunas VIP" en el Ministerio de Salud de la Nación.

Según información que reveló el diario local El Eco, el chofer del jefe comunal Miguel Lunghi se aplicó la primera dosis de la vacuna a principios de febrero y recibió la segunda tanda el último 21 del mes pasado en el Hospital Municipal Ramón Santamarina, por ser considerado "nexo con el intendente municipal"

No obstante, el intendente y su conductor no serían los únicos funcionarios de la municipalidad de Tandil que accedieron a la inmunización contra el Covid-19 previo al esquema de vacunación.

El director de Salud Familiar y Comunitaria municipal, Pablo Díaz Cisneros, de estrecho vínculo con el intendente, tuvo de fecha de colocación de la vacuna el último 26 de febrero, al igual que su esposa Patricia Rizzardi, ésta última pasando como empleada de salud.