Esta semana, seis policías de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que reconocieron haber tirado contra el auto de un supuesto ladrón que terminó muerto de un disparo tras una persecución en Parque Chacabuco fueron detenidos y se encuentran a la espera de peritajes y de indagatorias.

El juez Hugo Decaria y el fiscal Marcelo Solimine tomaron esta resolución luego de haber encabezado en el lugar del hecho las diligencias para reconstruir las circunstancias de la muerte de Iván Ezequiel Kresta Orellano (27), el presunto delincuente que terminó muerto de un tiro en el tórax, pero que fue hallado desarmado.

La causa por la que fueron detenidos los policías porteños lleva la caratula provisoria de "homicidio". Los imputados son tres oficiales, dos oficiales primeros y un oficial mayor de la fuerza de seguridad porteña, la mayoría de la comisaría vecinal 7B de la Policía de la Ciudad.  

El auto que manejaba Iván Ezequiel Kresta Orellano
El auto que manejaba Iván Ezequiel Kresta Orellano

Una fuente de la investigación le indicó a Página/12: "Son los seis que admitieron en primera instancia haber disparado contra el vehículo". Por otra parte, todo indica que Kresta Orellano, quien ya contaba con antecedentes, venía de cometer un robo, lo que se está investigando actualmente es si hubo algún tipo de exceso o abuso por parte de los efectivos de la Policía de la Ciudad.

El hecho sucedió el jueves por la mañana cuando una señora de 62 años y vecina de la zona caminaba por las calles Cachimayo y Zelarrayán, y un joven la sorprendió para robarle, la tiró al piso, la arrastró y finalmente huyó con su cartera, en la que llevaba su teléfono celular. Esto desembocó en una persecución en la que la Policía terminó abatiendo al presunto delincuente.

Tweet de data diario