El conductor Guillermo Andino rompió en llanto luego de comentar la noticia del fallecimiento de su cuñada Natalia Prat en la apertura del programa Es por ahí, por un cáncer de mama que "hizo metástasis en el hígado" y acabó con su vida a los 43 años de edad. 

"El viernes por la noche falleció mi cuñada Natalia. Tenía 43 años, todas las ganas de vivir y sin embargo no pudo pelearle al cancer. Lo tuvo en una mama, le hizo metástasis en el hígado y no hubo medicina ni milagro que lo revirtiera", inició Andino respecto a la muerte de la hermana de su esposa Carolina Prat

"Nati era la tía loca, como le decían mis hijos. Divertida, payasa, la que esperabas que los visitara en casa. Ella peleó mucho por tener sus propios hijos y lamentablemente no pudo lograrlo. Lo que quiero decir es que fue una leona, estuvo durante un año peleándola primero en el Instituto del Diagnóstico y después en el Instituto Fleming a cuyos profesionales agradecemos", continuó con su emotivo relato. 

Andino indicó que la mujer "murió en la casa de su pareja Hernán que también la acompañó hasta último momento", y agregó: "Quiero hacer un párrafo a parte para mi mujer porque estuvo acompañándola todos los días, que es lo mejor que uno puede hacer cuando una enfermedad es irreversible"

"Nosotros sabíamos lo que iba a pasar, pero no sabíamos cuándo y ahora tenemos que cuidar mucho a mi suegra", expresó entre lágrimas y con mucha conmición el conductor.

No obstante, pidió: “Les quiero decir algo más: lo que nos pasa de malo hay que ser resilientes, por eso, hoy Carolina (Prat) no podía acompañarnos porque no está bien. Queríamos hacer una mesa con gente que está atravesando esta enfermedad y que ha salido porque se puede salir. No siempre los pronósticos son malos porque hay tratamiento y si se toma a tiempo y se puede descubrir, hay esperanza de salir adelante”, remarcó con esperanza.