El femicidio de Úrsula Bahillo, joven de 18 años que fue asesinada a puñaladas, conmocionó a la ciudad bonaerense de Rojas. Todo indica que el presunto femicida sería su expareja, el policía Matías Ezequiel Martínez, quien ya tenía denuncias por violencia de género.

En ese marco, familiares y amigos de la víctima se manifestaron en las puertas de la comisaría local y cientos de vecinos se sumaron al reclamo de justicia.

Fue en ese momento que la protesta finalizó de la peor manera, con enfrentamientos entre los efectivos de las fuerzas de seguridad y los manifestantes, a tal punto que un policía le disparó un balazo de goma a una de las amigas de Úrsula, Nerina, quien se encontraba protestando frente a los agentes que custodiaban el destacamento.

Daniela 💚 ☀️ on Twitter

"La saqué barata, cinco centímetros más y me sacaban el ojo”, contó a Todo Noticias, al mismo tiempo que detalló que se encuentra bien de salud.

Me pegaron el tiro y después me trasladaron a urgencia. Tuve suerte. Me enteré a las 9 de la noche de lo que había pasado y a las 12 ya estaba acá en la comisaría. No quería lastimar a nadie, solamente vine a pararme a pedir justicia", agregó Nerina.

La convocatoria para pedir justicia por el femicidio de la adolescente fue realizada por las redes sociales con el hashtag #JusticiaPorUrsula y la misma comenzó el martes a las 17 horas frente a la plaza San Martín.

El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, viajó hasta la ciudad de Rojas para reunirse con los familiares de la víctima.

La madre de Úrsula Bahillo, Patricia Nassutti, agradeció la visita de los funcionarios y aseguró que fue "una palabra de aliento muy importante. Voy a seguir en pie hasta tener justicia. Confío ciegamente en que mi hija va a descansar en paz”