La periodista del diario La Nación Laura Di Marco, acudió al programa de "Nada Personal" que conduce Viviana Canosa y como si estuvieran sentadas en un bar, acusaron a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, de ser "clasista" y "resentida" por un episodio que atravesó durante su adolescencia.

A pesar de no estar comprobado, Di Marco lo publicó en la autobiografía no autorizada de la vicepresidenta donde presentó severas inconsistencias e información incomprobable para justificar la nada misma.

"Era muy clasista y era la hija del colectivero. Ella le plantea al padre que no quería ir al colegio estatal porque lo 'fashion' de ese momento era el colegio privado. Gran parte de su resentimiento es lo que volcó después para castigar al país", argumentó Di Marco de manera insólita.

Y agregó: "Ella quedó fijada en ese momento por ser la hija del colectivero"