Mónica Faggiolani  fue una de las azafatas que estuvo en el vuelo que trajo las primeras 300 mil dosis de la vacuna Sputnik V desarrollada por Rusia para combatir el Coronavirus. La auxiliar de vuelo no pudo contener las lagrimas al contar su testimonio del bautizado "vuelo de la vida".

"Estoy orgullosa de formar parte de Aerolíneas Argentinas que transportaba esta vacuna que va a salvar nuestra vida. Es una experiencia que uno la vive en carne viva", comentó entre lágrimas en diálogo con Víctor Hugo Morales en su programa radial La Mañana en AM 750.

La experimentada auxiliar de vuelo contó que cuando aterrizaron hubo una "explosión" de aplausos tanto dentro del avión como en la pista y agregó: "No notamos el cansancio. Podríamos volar 100 horas más y volar mil veces por este motivo".

El comandante de vuelo Juan Pablo Mazzieri por su parte agregó que sintieron "una mezcla de alegría y satisfacción. Fueron dos días intensos".

Estamos contentos con poder estar contribuyendo de alguna manera, quitándole el dote de heroísmo que se quiere instaurar, pero entendiendo que es una operación muy importante en este contexto tan difícil. Estamos muy felices”, concluyó Mazzieri.