En el día de ayer una trágica noticia conmocionó a la sociedad: un niño de tan sólo 6 años murió atropellado por un auto que corría una picada ilegal en la localidad de Gregorio de Laferrere.

Hoy por la tarde, amigos y familiares de Tahiel, se reunieron en el lugar del hecho para reclamar justicia por lo acontecido en el día de ayer. Rodeados de un insólito operativo de seguridad de la policía bonaerense, reclamaban pacíficamente justicia para la familia del niño. 

En un confuso episodio, la policía comenzó a reprimir la protesta pacífica con gases y balas de goma. Los efectivos desalojaron el corte de la avenida con un desmesurado uso de la fuerza.