Un hombre contagiado de coronavirus, se disfrazó de Papá Noel, visitó un geriátrico, contagió a 157 personas y 18 de ellas terminaron falleciendo a las pocas horas. El dramático caso tuvo lugar en Bélgica y el sujeto sería hijo de uno de los internos. 

El evento se realizó el 4 de diciembre, y habría sido organizado sin consultar o pedir permiso a las autoridades locales, en la ciudad de Mol

Según informan medios locales, el momento de la presentación, el hombre desconocía su estado de infectado, pero días después comenzó con síntomas, se hisopó y dio positivo, por lo que luego de su visita, 13 residentes del asilo habían muerto como resultado de la infección, y otros cinco murieron el fin de semana.

En las imágenes de la visita de Papá Noel al geriátrico, puede verse cómo ninguno de los internados lleva tapaboca o barbijo. La institución intentó justificar diciendo que “Papá Noel” permaneció en las áreas comunes, “siempre manteniendo su distancia de los residentes, y no se quedó en ningún lugar por más de unos minutos”.

“Varios laboratorios están tratando de determinar actualmente el origen de las infecciones, pero aún no recibimos los resultados. Por lo tanto, esto sigue siendo incierto por el momento”, explicó a un medio local, Wim Caeyers, el alcalde de Mol, una localidad de unos 34.000 habitantes ubicada en el noreste del país.

Bélgica atraviesa actualmente la segunda ola de coronavirus y, en los últimos días, fue afectada por la nueva cepa de la enfermedad, descubierta en hace pocas semanas en el Reino Unido.