La agenda de La Nación+ está clara desde hace tiempo: cuestionar al Gobierno y disparar con munición gruesa contra la expresidenta de la Nación, Cristina Kirchner. La figura de la vicepresidenta llevó a los periodistas del canal opositor a exponerse a situaciones ridículas, por ejemplo, Alfredo Leuco inventó calificativos para referirse a Cristina y ayer, Pablo Rossi protagonizó un insólito fallido.

El conductor finalizó su editorial sobre la "politización de la vacunación" y decidió abrir el debate en la mesa para que sus compañeros dieran sus opiniones. El periodista quiso darle la palabra a su colega que tenía sentada a la derecha y el inconsciente le jugó una mala pasada. "Este es el último spot de la politización de la vacunación. Cristina... eh, perdón", fueron las palabras de Rossi, quien automáticamente se agarró la cabeza.

Silvina, la compañera a la cual se quiso dirigir el conductor, le dijo: "Estás como Majul". Rossi se justificó: "Esta es la silla maldita de Majul". "Es mi karma, imaginate. Podes llamarme como quieras", agregó la periodista.

Lo traicionó el inconsciente: el insólito fallido de Pablo Rossi sobre Cristina Kirchner

Fernando Carnota, otro de los presentes en la mesa, lo chicaneó al conductor: "Mientras no me digas a mí Alberto está todo bien".

Para concluir, Rossi dijo a modo irónico: "Silvina querida, ahí estamos. Que lindo lapsus, ¿no?".

Tweet de data diario