Una mujer de 25 años, fue protagonista de un acto de insólita irresponsabilidad: el sábado por la mañana asisitó a un centro de salud, en la ciudad chubutense de Puerto Madryn, luego de presentar síntomas de coronavirus

Tras realizarse el hisopado, la mujer confirmó el diagnóstico y efectivamente padecía Covid-19. Los médicos le ordenaron a la mujer, que está embarazada que se aísle como cualquier paciente que padece la enfermedad para evitar los contagios. 

Pese a esta recomendación, la mujer hizo caso omiso y al otro día organizó el baby shower, al que asistieron 20 invitados. La reunión se llevó a cabo el domingo por la tarde en un domicilio de la calle Bolivia al 1300, en la zona del Parque Industrial Liviano.

Las autoridades fueron alertadas de esta situación, y la policía llegó al domicilio de la mujer para desbaratar el baby shower, por el riego sanitario que representaba. 

"Tomamos conocimiento después de que nos informaran que esta mujer había publicado el evento en las redes sociales, donde había anunciado fecha y horario”, dijo a los medios el subjefe de la Unidad Regional Madryn, Víctor Urrutia.

La mujer finalmente quedó así imputada por violar el Artículo 202 del Código Penal Argentino, el cual prevé prisión de 3 a 15 años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas. También por infracción a los Artículos 205 y 239, al no respetar las medidas sanitarias vigentes.