Volvió a ocurrir un ataque de un grupo de rugbiers a un joven a la salida de un boliche. Esta vez el episodio tuvo lugar en la provincia de Tucumán y la víctima fue Santiago Pintos, de 24 años, quien estaba junto a su hermano menor.

Pintos recibió patadas y múltiples golpes en el cuerpo, cara y cabeza. "Estábamos muy tranquilos con mi hermano, recién llegábamos y a tres metros se divisaba un grupo de personas grandes. No los miramos ni nada hasta que uno de ellos se acercó y me empezó a amenazar con que le había pegado al hermano", dijo hombre agredido.

En declaraciones a un medio local, Santiago relató: "Salieron a agredirme y casi me matan... La mandíbula la tengo lesionada por dentro, no puedo comer. Tengo dolor de cabeza".

Tucumán: otra feroz golpiza de rugbiers

Testigos presentes en el momento del ataque aseguran que lo podrían haber matado y que ocurra el mismo final que desgraciadamente tuvo Fernando Báez Sosa en Villa Gesell.

Al hermano también lo golpearon, pero en menor medida. Las imágenes que muestra el informe de Canal 9 son impactantes.

Tweet de data diario