Luego de casi un año que el Coronavirus fue declarado como "pandemia". este viernes el laboratorio Richmond y el Fondo soberano Ruso de Inversión firmaron un acuerdo para la producción de la vacuna Sputnik V en Argentina. Para ello, el laboratorio nacional puso un plazo límite de un año para construir una nueva planta en Pilar, con la más alta tecnología.

El proyecto contempla la construcción de manera inmediata de una planta especializada y de tecnología de punta en el partido de Pilar, donde actualmente se encuentra emplazada la planta de Richmond en el país, y tendrá como objetivo la producción de vacunas en general y contra el Covid-19 en particular, entre las que se encuentra primera en la lista, la vacuna desarrollada por el centro científico ruso Nikolay Gamaleya.

En la nueva planta se contemplarán los procesos de formulación y rellenado y la creación tendrá que ser prácticamente en tiempo récord, ya que el plazo máximo que puso el laboratorio es de un año para tener la obra terminada. La inversión destinada será de entre 70 a 100 millones de dólares.

Será clave la intervención de Hetero Labs Limited, laboratorio establecido en la India y socio estratégico de Richmond hace más de 25 años, para poder dinamizar el desarrollo de la nueva planta y cumplir con los plazos.

El presidente Alberto Fernández visitó semanas atrás las instalaciones del laboratorio, cuando su directivo, Marcelo Figueiras, le informó de la inversión de de la firma por 80 millones de dólares durante los próximos cinco años.

A su vez, desde Moscú, Figueiras se mostró esperanzado de cara al futuro: "Estamos muy confiados en llevar adelante este proyecto y lograr que en un mediano plazo se incremente la capacidad de producción de vacunas en nuestro país”.

La vacuna Sputnik V no posee ningún elemento de Coronavirus en su composición, sino que se presenta en forma liofilizada, es decir, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego inyectarlo por vía intramuscular.

 

Data Diario on Twitter