Este lunes se registró una caída histórica de servicio de las redes sociales Facebook, Instagram y Whatsapp, que duró màs de seis horas, dejando sin conexión a los miles de millones de usuarios. 

El impacto fue mundial dado la cantidad masiva de usuarios de todas las redes, que al intentar meterse en las mismas saturaban los demás servidores, ralentizando servicios en todo el mundo. 

 Alrededor de las 19 horas en Argentina comenzaron a registrarse algunos usuarios y páginas activas en Facebook, por otro lado, en Whatsapp comenzaron a llegar algunos mensajes que habían quedado sin enviar y en la aplicación de Instagram ya se podían visualizar posteos. 

Para normalizar el servicio de Whatsapp, algunos usuarios optaron por actualizar en Play Store la aplicación, por lo que el regreso fue aún más veloz. 

Durante las primeras horas del 'apagón', desde la cuenta oficial de Whatsapp en Twitter publicaron: “Somos conscientes de que algunas personas están experimentando problemas con WhatsAp en este momento. Estamos trabajando para que todo vuelva a la normalidad y enviaremos actualización aquí lo antes posible, ¡Gracias por su paciencia!"

El incidente de hoy le costó miles de millones de dólares en su cotización en bolsa a Facebook, por lo que las pérdidas por el momento son incalculables.