A pesar de lo que se creía, el Gobierno porteño simplemente “apartó” a los tres efectivos involucrados en el crimen de Lucas, el joven de 17 años baleado en la cabeza por la Policía de la Ciudad el pasado miércoles. Fueron apartados de la fuerza y se les abrió un sumario administrativo.

El Ministerio de Justicia y Seguridad porteño confirmó que los tres policías fueron pasados a disponibilidad preventiva, hasta que la Justicia determine su responsabilidad en el asesinato del futbolista de las inferiores de Barracas Central.

Sin detención: El Gobierno porteño simplemente “apartó” a los policías involucrados en el crimen de Lucas

“Mediante esta medida se los desafectó de la función operativa  y se los pasó a disponibilidad. Ahora esperaremos qué es lo que determinará la Justicia, expresa el comunicado que difundieron desde la Oficina de Transparencia y Control Externo. Según explicaron, estuvieron a disposición de la justicia “desde el primer momento”.

Dicha oficina está descentralizada de los ministerios porteños e integrada en su totalidad por personas civil. Sus funciones son “investigar las situaciones que intervenga personal de la Policía de la Ciudad y en las que se denuncie o presuma la existencia de irregularidades; sustanciar sumarios administrativos; y, cuando corresponda, proponer sanciones a aplicar.

Tweet de data diario