Cientos de adultos mayores de 80 años que se acercaron a la zona de La Rural para darse la primera dosis de la Sputnik V en el marco del inicio de la segunda etapa del plan de vacunación en la Ciudad de Buenos Aires, se quejaron por haber tenido que esperar en las afueras del establecimiento y ante una fuerte lluvia

"Es una barbaridad que nos tengan bajo la lluvia a los adultos mayores quienes en realidad somos los que nos tenemos que cuidar", deslizó uno de los adultos que estaba en los primeros lugares de la fila de manera muy enojada contra los organizadores del operativo.

Las puertas del establecimiento debían abrirse a las 8 hs de la mañana, pero como suele ocurrir, decenas de ancianos se dirigieron al establecimiento antes de la hora acordada y debieron aguardar su turno sin un banco para poder sentarse y ante una fuerte lluvia.

"Estoy parada acá hace una hora, no nos dan la posibilidad de sentarnos. Tengo 88 años y muchas ganas de vacunarme", señaló una señora, indignada también con la organización.

La misma señaló que "fue una odisea conseguir el número", debido a las irregularidades que presentó el sistema de inscripción el último viernes donde recién se reestableció la página en horario nocturno, y calificó como "una vergüenza nacional la actitud" del Gobierno de la Ciudad.

Sin embargo, la ministra de Salud porteña, Graciela Ocaña, remarcó el "gran trabajo" para llevar adelante el operativo "sin privilegios ni falsas promesas", y en ningún momento se refirió a los reclamos que realizaron los adultos en el canal C5N

Graciela Ocaña on Twitter