La mediática Jimena Barón atraviesa uno de sus peores momentos, tras el escándalo que generó la fallida campaña por el lanzamiento de su último disco. 

La productora Atelofobia, que se encarga de armar sus shows y llevar adelante su carrera, emitió un fuerte comunicado en las últimas horas, donde informa sobre el estado de salud de la cantante. 

"Jimena no se siente emocionalmente en condiciones de realizar los shows. Pidió asistencia psicológica y psiquiátrica", expresa.

"Luego de la evaluación profesional le fue contraindicado realizar los próximos espectáculos. Se le indica reposo, medicación sedativa y acompañamiento de sus seres queridos en su casa. También se le recomendó aislamiento de los medios y las redes sociales hasta tanto recupere su fortaleza", amplía el comunicado. 

"A Jimena le resultó imposible procesar emocionalmente el grado de violencia que recibió a través de algunas expresiones que se hicieron en las redes sociales y algunos medios de comunicación. Consideramos que se atravesó un límite que debió ser inquebrantable. El hostigamiento, la violencia y las amenazas que involucran a Jimena y a su familia generan un amedrentamiento extorsivo y aterrador", concluye.