En las últimas horas, una foto muy conmovedora salió a la luz, una imagen que inmortalizó el encuentro de Sofía Sarkany con Félix, su pequeño hijo recién nacido.

Sofía tenía 31 años y el pasado lunes había concretado su sueño de ser madre. Mediante un vientre subrogado, y producto de su amor con Tomás Allende, el 22 de marzo Félix nació una semana antes de lo previsto, como si hubiera sabido el delicado estado de salud de su mamá. El hecho es que la joven empresaria logró conocer a su bebé, cargarlo en brazos y sellar para siempre la unión con su hijo. Aquel emotivo encuentro quedó inmortalizado en una fotografía que circuló tras su repentino fallecimiento esta madrugada.

Desde su círculo íntimo afirmaron que ser madre era uno de sus más grandes deseos, y que cumplirlo le dibujó por lo menos una sonrisa en medio de tanto dolor y tanta tristeza. La foto fue subida por el portal Infobae.