Este lunes, la cotización del Bitcoin, la principal criptomoneda del mundo, cayó nuevamente y operó por debajo de los u$s 32.000, al igual que otras monedas de este tipo, tras la expectativa por una posible alza de las tasas de interés en Estados Unidos. 

Se trata de su cotización más baja desde los últimos 10 meses. Situación similar atraviesa Ethereum que se acercó a los dos mil dólares, con una caída del 7%. 

La caída de la criptomoneda se tradujo en millonarias pérdidas para el Gobierno de Nayib Bukele, presidente de El Salvador, quien permitió darle curso legal a estas monedas, a la par del dólar estadounidense. 

En octubre, Bukele anunció que convirtió 25 millones de dólares de las reservas de su país a Bitcoins, por lo que la caída pronunciada en los últimos meses afectó seriamente las finanzas del país. 

Incluso el propio Fondo Monetario Internacional, advirtió a Naiyb Bukele, que no le dé curso legal a la criptodivisa, ya que su alta volatilidad podría afectar su débil economía. Ahora las calificadoras de riesgo también le bajaron el pulgar, debido a que se avecinan vencimientos de deuda que aún no se sabe cómo el país centroamericano afrontará. 

Bukele se había convertido en una sensación en redes sociales, su apuesta "innovadora", seducía al sector liberal, sin embargo, los resultados están a la vista.