Un 14 de mayo de 1953 la Selección Argentina derrotó 3-1 a Inglaterra en el Estadio Monumental por un partido amistoso. En aquel encuentro Ernesto Grillo marcó un doblete para la albiceleste, y su primer gol del encuentro quedó grabado en la gran historia del combinado nacional.

Aquella actuación hizo que años después la AFA bautizara el 14/5 como el Día del Futbolista Argentino, hasta que en el año 2020 su fecha fue modificada por otro gol inolvidable y, tal vez, el más gritado de la historia albiceleste.

En agosto de 2020, todavía sin saber que meses después Diego Maradona se iría fisicamente de este mundo, Futbolistas Agremiados Argentinos presentó un proyecto en la Asociación del Fútbol Argentino para que la celebración pasara a ser el 22 de junio, fecha en la cuál el Pelusa marcó el gol más lindo del mundo, denominado también como El Gol del Siglo.

22 de junio, día del futbolista argentino
22 de junio, día del futbolista argentino

La historia es conocida por todos los hinchas del fútbolMaradona tomó la pelota detrás de mitad de cancha, gambeteó a seis ingleses (incluido el arquero Peter Shilton) y puso el 2-0 para Argentina frente a Inglaterra por los cuartos de final del Mundial de México 1986.

52 metros recorridos, 44 pasos, 12 toques al balón con la zurda, 10,87 segundos y gol. La mayor obra de arte en la historia de los Mundiales.

Cuatro años y 9 días después de la terrible Guerra de Malvinas donde Argentina lamentó la pérdida de miles y miles de hombres. Los libros de historia lo marcarán para siempre. Para muchos, ni para Maradona, no fue solo un gol. Fue revancha, desahogo, llanto, dolor. Fue gloria, pero también el lamento.

El segundo gol de Maradona a Inglaterra en México 86

Por eso, ante semejante jugada, la AFA, con Claudio Tapia como presidente, aceptó la solicitud de FAA y a partir del año 2021, el Día del Futbolista Argentino paso a celebrarse el 22 de junio para recordar una de las jornadas más emblemáticas del fútbol argentino.

El día que Maradona narró el Gol del Siglo:

En una nota realizada por ESPN, el Pelusa comenzó su relato con una frase que podría resumirlo todo. "Yo creo que es un gol soñado", expresó.

"El Negro Enrique me da un pase y me deja lejos del arco. Tuve la suerte de encarar y ver a los ingleses que no me podían agarrar, no podían llegar a la pelota", lanzó con una sonrisa cómplice

"Cuando yo lo veo dudar a Fenwick, le tiro la pelota para adelante. Se la tiro a él. Cuando se la tiro adelante, él me quiere meter la mano, pero yo venía a cien por hora. A mí no me paraba nadie. Después veo a Shilton, que me tapa todo el arco. Cuando voy a patear, veo que Shilton sale así todo... Todo el arco me tapaba. Entonces, le amago, la juego cortita...", continuó.

"El arquero quedó despatarrado y la empujé. Ahí siento una patada de Butcher en la derecha, en el tobillo. Me rompió el tobillo. Pero era tan grande la alegría del gol que no me dolió", finalizó Maradona, poniéndole su propia voz a uno de los mejores goles de su carrera.

Vía: ESPN