San Lorenzo arrancó este campeonato urgido de hacer puntos. Complicado por el tema del promedio, el conjunto de Rubén Darío Insúa inició una campaña con tres empates en tres partidos. Esto deja complicado al cuadro de Boedo, quien tampoco mostró un gran despliegue futbolístico. Por este motivo, el entrenador insiste con la llegada de refuerzos en todas las líneas. Hasta el momento, no viene siendo nada bueno el mercado de pases, pero esperan cerrar la primera incorporación en las próximas horas.

El primer refuerzo de San Lorenzo

Justamente, el refuerzo que recibirá Insúa es un jugador que tiene pasado en Boca Juniors. Es más, el futbolista aún tiene un vínculo con el Xeneize, pero no se encuentra en el plantel actual. Se trata nada más, ni nada menos que de Gonzalo Maroni, volante de 23 años. Llegaría a préstamo a la institución.

Del Instagram de nohaydt

Maroni se encuentra en el Atlas de México, donde se ha consagrado campeón en la última temporada, pero no consiguió asentarse en el equipo. Diego Cocca no lo tendrá en cuenta y tras finalizar su contrato con el club mexicano deberá regresar al Xeneize. A San Lorenzo llegaría a préstamo por 18 meses, sin cargo y sin opción.

Boca tiene la posibilidad, por pedido, de hacer que Gonzalo regrese al club cada 6 meses, o si aparece una opción de compra, podría aceptarla. No obstante, estaría lejos de volver a vestir de Azul y Oro. Esta semana que entra, se realizaría la revisión médica y pondría la firma que lo ligaría a Boedo.

Los números de Maroni

Debutó en Instituto, pasó por Boca, quien compró su pase, Talleres, Sampdoria de Italia y ahora Atlas. Por diferentes razones no se ha podido asentar en sus equipos. Tan solo disputó 76 partidos, convirtió 8 goles y logró asistir en tres oportunidades. Ganó 5 títulos, tres con el Club de la Ribera y dos con Atlas.