Con la mínima ventaja de un gol, Inter se llevó el triunfo ante Gremio en el partido disputado por la fecha 30 del Brasileirao 2021. El local hizo el único gol del partido a los 39 minutos del primer tiempo, por medio de Taison y se llevó el clásico en la noche del sábado. 

El Tricolor suma 26 puntos y está penúltimo a falta de ocho fechas para el final del torneo. Inter, por su parte, llegó a 44 y está en zona de clasificación para la Sudamericana. Sin embargo, el escándalo se desató una vez que el árbitro marcó el final del encuentro.

Cuando el arbitro marcó el final del encuentro, los jugadores locales sacaron y mostraron ataúdes a los hinchas haciendo alusión al posible descenso de su eterno rival. Y debido a esta provocación, los jugadores derrotados se enfurecieron y fueron a buscar a sus rivales con el objetivo de golpearlos. Incluso, tuvo que intervenir la seguridad del estadio y el árbitro mostró algunas tarjetas rojas.

El Inter, con los argentinos Renzo Saravia, Víctor Cuesta y Gabriel Mercado, festejaron por demás ante los de Walter Kannemann y todo terminó en un hecho bochornoso para el fútbol brasileño.

Según informaron los medios locales, la idea planificada por los jugadores locales tiene que ver también con una "venganza", ya que en 2019 algunos jugadores de Gremio hicieron algo similar recordando el descenso del Inter en el 2016.

Escándalo en Porto Alegre: Inter ganó el clásico, mostró unos ataúdes por el posible descenso de Gremio y todo terminó a las piñas