Son varios los jugadores que jugaron en River o en Boca pero que hinchaban por el equipo rival. En algunos casos, la historia se conoce y en otros no. Por ejemplo, Oscar Ruggeri ha admitido que era hincha del Xeneize, y sin embargo alcanzó la gloria con el Millonario. Lucas Pratto es un caso reciente o por ejemplo Sergio Berti que se formó en las inferiores de Boca pero era hincha de River, club al que después pasó.

En las últimas horas, el que dio a conocer su historia de amores cruzados fue Gaspar Servio. El arquero acaba de sumarse a Rosario Central, y en diálogo con TyC Sports admitió ser hincha del Xeneize pese a que fue formado en las inferiores del Millonario. "Era socio de Boca. Me hice cuando comunicaron que solo iban a poder ir a la cancha los socios (Copa Libertadores 2004). Cuando subí a la primera de River tuve que hacerme a un lado por una cuestión de respeto a la institución", contó y agregó: "Era hincha enfermo de Boca".

Tweet de Rosario Central

Su paso por Boca

Servio, no solo estuvo en la hinchada, si no que también fue parte del Xeneize. Su carrera formativa la comenzó allí pero luego quedó libre y en ese momento pasó a River. "Cuando uno empieza a jugar al fútbol la pasión queda un poco de lado. Es cierto que de chico, el fanatismo de mi viejo nos hizo ser hinchas de Boca", explicó.

Lo cierto es que Servio nunca llegó a jugar oficialmente en la primera de River, y luego pasó a Banfield donde comenzó a tener más continuidad. La vida lo llevó hasta México donde atajó en Dorados y se dio el lujo de ser dirigido por Diego Armando Maradona, su ídolo, y a quien tiene tatuado en su pierna. Ahora lo podremos ver defendiendo la camiseta de Rosario Central, club al que acaba de llegar, que casualmente tiene los mimos colores que Boca.