Para alegría de todos los fanáticos y amantes del fútbol, Leo Messi se recuperó de coronavirus y ya recibió el alta médica para continuar con su vida cotidiana. La Pulga no sufrió de grandes síntomas, al igual que su esposa, Antonela Roccuzzo, y eso les permitió emprender viaje rápidamente rumbo a hogar en Francia.

Después de pasar los últimos días del 2021 aislado, el capitán de la Selección Argentina se tomó un vuelo privado durante la madrugada del miércoles hacia París para reincorporarse mañana mismo a los entrenamientos del Paris Saint-Germain. 

Messi solo se perdió un encuentro en los últimos días a raíz del contagio, pero su equipo logró vencer 4-0 al Vannes y avanzó de ronda en la Copa de Francia. El domingo 9 de enero el PSG deberá enfrentarse como visitante del Lyon, por la fecha 20 de la Ligue 1, pero todavía no está confirmado si Leo podrá jugar.

Messi y Antonela en el aeropuerto de Rosario
Messi y Antonela en el aeropuerto de Rosario

Mauricio Pochettino tendrá la última palabra. Messi solo llegará a completar tres entrenamientos junto al resto de sus compañeros y, sabiendo que recién regresa de sus vacaciones sin ritmo de partidos, el panorama parece bastante complicado para que el astro argentino sume minutos el fin de semana.

Sino, la otra oportunidad será el sábado 15 cuando el PSG reciba en el Parque de los Príncipes a Stade Brest por la jornada 21 de la Ligue 1. Sin embargo, no sería descabellado que Leo no vaya desde el arranque.

Todo parece indicar que La Pulga volvería al campo de juego cómo titular el próximo 23 de enero, dos fechas antes de enfrentarse al Real Madrid por la Champions League, para afrontar el duelo contra el Reims por el campeonato local.

Messi se recuperó del Covid-19 y ya está en París