La imagen fue subida a la cuenta de Franco Rojo, el hermano de Marcos Rojo, y causó revuelo en Boca. El defensor que retornó a Estudiantes a través de un préstamo por 6 meses.

En la foto se lo ve a Marcos juntó a sus amigos del barrio sentado arriba de una pelota con la camiseta de Boca y el dorsal del máximo ídolo de la institución.