El presidente Alberto Fernández defendió que diputados, senadores y miembros de la administración pública que ocupan distintos roles estratégicos se vacunaran, y cargó contra la Justicia tras ratificar la inexistencia de un vacunatorio vip en el país.

En el marco de su visita a México y junto a su par Andrés Manuel López Obrador, el jefe de Estado aseguró: "Cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné y perdí a un ministro en cuyo ministerio pasaron estas cosas, bajo su dependencia. He leído que han hecho una denuncia. El hecho ya es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés haya tenido que renunciar. Les pido a los fiscales y a los jueces que terminen con las payasadas”, afirmó.

Además, ratificó que la inoculación de las dosis de la Sputnik V en los casos del diputado Eduardo Valdés y del senador Jorge Taiana fueron "absolutamente razonables" por presidir la Comisión de Relaciones Exteriores en ambas cámaras.

Alberto Fernández defendió la vacunación a funcionarios y disparó contra la Justicia: “Terminen con las payasadas”

"Nadie puede avalar que en las circunstancias que vivimos alguien tenga la posibiliad de adelantarse en la vacunación, pero les pido que sean estrictos en las lecturas de esas listas. En esa lista aparecen personas que deben vacunarse por las actividades que desarrollan. Vacunar al presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y del Senado, es algo absolutamente razonable si uno piensa que deben salir del país y exponerse al riesgo de contagio", subrayó Alberto.

Alberto Fernández defendió la vacunación a funcionarios y disparó contra la Justicia: “Terminen con las payasadas”

En esa línea, el mandatario sostuvo: "Difícilmente me corran con estas lógicas. Yo detesto los privilegios, yo no los ejerzo ni me valgo de ellos"

Según Fernández, no existe ningún delito y exigió a la Justicia que acelere las investigacions contra el gobierno de Mauricio Macri y citó las causas de los peajes, el negocio de los parques eólicos y la pérdida del submarino ARA San Juan que acabó con la vida de 44 personas.

“No existe ese delito y no se puede construir. Si quieren trabajar, hay muchos delitos para investigar como los peajes de Macri, el terrible y lamentable endeudamiento que la Argentina vivió, el vaciamiento del Congreso, el negocio de los parques eólicos y la responsabilidad de un ministro que mandó un submarino en el que murieran 44 tripulantes”, sentenció.